Riaza Los Gayumbos desde 1990

Primavera 2019

 Usuarios registrados: 659
Usuario
Contraseña
Visitas: 8.186.539   
Estas en:
  Actualidad
Palabras:   Fecha:   Buscar
<< Volver
[OPINION]
domingo, 18 de octubre de 2015 10:00
Visitas: 887

Víctor Barrio

, mucho arte y mucho torero
Fuente de la Noticia:  
Peña los Gayumbos
José Luis Cuenca Aladro
Me Gusta  1  Les Gusta
No me Gusta  0 No les Gusta
Valdemorillo: contigo empezó todo, pensará nuestro paisano, el torero grajerano

Víctor Barrio

. La rotunda tarde torera que regaló Barrio a los aficionados valdemorillenses y madrileños en la remozada plaza de toros cubierta de ¨La Candelaria¨ (además de contar con la presencia de las cámaras de Canal Plus y los comentarios de Molés y Caballero) el domingo 8 de febrero de 2015, puso en órbita, una temporada más, al torero del nordeste segoviano. Los toros de Cebada Gago, con trapío y difíciles, aunque con buen fondo de maniobra, fueron muy bien entendidos por Víctor y el aldabonazo que pegó el torero resonó con fuerza en todas las instancias taurinas. Tres orejas, y primera puerta grande de la temporada para el diestro segoviano a las puertas de Madrid que compartió cartel con Paulita y Manuel Escribano. En volandas, de noche, bajo la luz de los focos y con el público entusiasmado, no solo se llevaban a un torero íntegro que lo había dado todo, sino a la mismísima Feria de Valdemorillo.

Diez han sido los paseíllos que

Víctor Barrio

ha hecho en la temporada que ahora va concluyendo. Diez corridas de toros, diez, en las plazas de toros siguientes: en la ya referida de Valdemorillo, en la de Las Ventas de Madrid el domingo de Resurrección y en San Isidro; y en las las de

Segovia

, El Espinar, Cantalejo, Calahorra, Cuéllar,

Sepúlveda

y

Riaza

. Resultado artístico: 8 salidas en hombros por la puerta grande (las 7 últimas de manera consecutiva) y 21 orejas y un rabo cosechados. Y todo lo hizo el segoviano corrida a corrida, toro a toro...¡Ahí es nada, amigos! Espectacular. Una temporada para enmarcar.

No cabe la menor duda de que, por méritos propios contraídos,

Víctor Barrio

se habría merecido estar, al menos, dentro del TOP 20 del escalafón al final de esta temporada; pero el ¨sistema¨ y, principalmente, la antelación con la que se confeccionan la mayoría de los carteles de las principales ferias taurinas, hace que se ignoren triunfos inmediatos a los que habría que corresponder de forma igualmente inmediata. Pero así están las cosas de momento, aunque empiezan a cambiar. Asi que, por ahora, no queda otra que perseverar y perseverar que todo se andará. Es lo que ha hecho Víctor en esta su campaña más brillante como matador de toros, porque como novillero con picadores ya lo hizo antes, logrando auparse al primer puesto del escalafón en el año 2011 con 42 festejos toreados.

Y abundando en ésa dificultad que encuentran los toreros para repercutir en contrataciones los triunfos registrados, no es normal, por ejemplo, que el madrileño Alberto López Simón no haya entrado en los carteles de muchas ferias hasta bien avanzada la temporada a pesar de los éxitos clamorosos obtenidos en Madrid en mayo pasado. Naturalmente, ahora sí se le abrirán todas las puertas (que hasta ahí podríamos llegar después de 3 puertas grandes en la Monumental), pero para ello ha sido necesario que López Simón derribase todos los muros que los intereses particulares de algunos y que la propia burocracia taurina obstaculizaban. A día de hoy López Simón (cuya tauromaquia reune algunas ¨cosas¨ del mejor Talavante y algunas otras del mismísimo ¨monstruo¨ de Galapagar José Tomás) se ha convertido en la figura número uno del toreo (por cierto, y perdonen por la inmodestia, algo que pronostiqué hace más de dos temporadas) y ya tiene el camino libre de obstáculos e impedimentos para ser contratado por los empresarios taurinos en 2016. Pero ahora López Simón irá donde él quiera y toreará con quien quiera, porque ha sido de tal calibre el arreón que ha pegado, que se ha convertido en el ¨mandón¨ de la Fiesta. Todo ello sin olvidar que ha ¨obligado¨ al resto de compañeros a ponerse las pilas en este último tercio de la temporada 2015. Sí amigos, López Simón es un torero de esos que surgen en el panorama taurino cada dos décadas para bien de la Fiesta, y si los toros le respetan más que hasta ahora (algo realmente difícil teniendo en cuenta los terrenos que pisa, los del toro), es posible que estemos en presencia de un artista que marcará época, de un torero de leyenda.

Víctor Barrio, nuestro paisano, torero y amigo, alcanzará su definitiva consagración más bien pronto que tarde. Calculo que en dos o tres temporadas a lo sumo. Tal como se lo cuento. El año 2016 será el de su confirmación. Mi pronóstico (como en el caso de Simón) es ventajista y facilón. Y va a ser como digo, porque Víctor posee en sus manos (nunca mejor dicho) todos los triunfos de la baraja taurómaca. Torero de afición y vocación inquebrantables. Con mucho valor y con el toreo fundamental en la cabeza y en el corazón, como argumento principal de su tauromaquia.

Algunas de sus faenas recientes (el año pasado en El Burgo de Osma con aquel ejemplar de Adolfo Martín encastadísimo, peligroso y astifino; en Madrid con ¨Ilusionado¨, un pedazo de toro de 600 kilos de Martín Lorca que él solo vio; en Cantalejo este mismo verano con un ejemplar de Hermanos Fraile con el que bordó el toreo al natural, en El Espinar, en

Sepúlveda

, en

Riaza

, donde estuvo extraordinario con su buen primero, e importantísimo con su difícil segundo, en la tarde ya reseñada de Valdemorillo) hubieran obtenido igual consideración y premio en la mismísima Plaza de Toros de Madrid. Lo creo firmemente convencido de ello... Han sido tantas y tantas las tardes de gloria de Víctor en los últimos tiempos y anteriores, que nos está acostumbrando ¨mal¨. Nos ofrece caviar del bueno siempre. Y claro, queremos más.

Entonces, se preguntaran algunos, ¿qué falta para que Víctor dé el salto definitivo y alcance la gloria en la memoria histórica del toreo? Pues con toda franqueza: nada, o poco. Con la constancia y regularidad con que se prodiga todas las tardes en las plazas donde actúa, todo acabará por llegar. Ahora, en plena estación otoñal y próximo ya el invierno, se impone la reflexión ¨orteguiana¨ por la satisfacción de la extraordinaria temporada que ha llevado a cabo, despejar la mente por los inmensos prados verdes castellanos y, al mismo tiempo, descansar preparándose y toreando en el campo cuanto le apetezca. Con sacrificio (¡qué digo sacrificio, si lo que más le gusta es torear!) y entrega permanente. Ya sé de sobra que Víctor vive por y para el toreo las 24 horas del día. Es su profesión, su pasión como artista de primer orden. Y una vez alcanzada la madurez joven de su toreo grande y puro, en el que todos los toros le sirven (el bueno, el regular y hasta el malo), solamente resta el prodigarse por todos los cosos del mundo en la seguridad de que nunca va a fallarse a sí mismo ni va a fallarle a la afición, salvo imponderables ahora mismo insospechados. Las faenas de Víctor a sus toros tienen medida, orden, torería, y una enorme decisión. Pura música clásica bien armonizada y modulada. Hace falta poseer buen oído para escucharla.

Víctor Barrio

, si señores, mucho arte y mucho torero. Y el que quiera entenderme, que me entienda.
Me Gusta  1  Les Gusta
No me Gusta  0 No les Gusta
Para ver los gustos y comentarios de las pesonas, deberá registrarse.

Idioma:
Día a Día
Imagen del día, pulsa para ampliarla Jueves, 11 de abril de 2019
Como si estuviéramos en enero...
Foto: Pablo A. Gonzalo Delgado
Próximos eventos
Próximos cumpleaños
Encuesta
¿Qué torero ha sido para ti el triunfador de la feria riazana 2018?
Pablo Atienza
Cristobal Reyes
Francisco de Manuel
Luis Bolivar
Javier Cortes
Juan Leal
Votar [ Ver resultados ]
Publicidad
Tiepo de respuesta del servidor: 0,609375 sg.
Fecha de Creación: 26/08/2003
© Peña "Los Gayumbos" (Riaza) 2003-2019
Web creada por: José Luis Palermo
Calcular PageRank
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +